Las donaciones se han convertido en el único medio de adquisición de nuevos libros

Alejandro Teruel, director de la Biblioteca de la USB.

125 ejemplares se han recibido a través del programa Libros de Punta para una Biblioteca de Punta

Soraya Villarreal / Departamento de Información y Medios USB.-

El programa Libros de Punta para una Biblioteca de Punta, que comenzó en etapa experimental el 17 de diciembre de 2015, ha recibido, hasta el 4 de diciembre 2017, 125 ejemplares correspondientes a 116 títulos de libros, informó la dirección de la Biblioteca de la USB.

Este programa tiene como objetivo la donación de material bibliohemerográfico de reciente publicación (no antes de 2015) necesario para mantener la calidad de las actividades de docencia, investigación y extensión en la USB, fue diseñado e impulsado por la Biblioteca con la colaboración de la Asociación de Egresados y la Asociación de Amigos de esta institución.

Alejandro Teruel, director de la Biblioteca, informó que en la fase experimental se recibieron 23 ejemplares correspondientes a 20 títulos de las áreas de Ingeniería de Materiales (9), Computación (7), Ingeniería Química (2), Electrónica (1), Matemáticas (1), Ciencias de la Tierra (1), Física (1), Química (1 ), y cuyas donaciones corresponden a libros solicitados por profesores para la Biblioteca en Sartenejas.

En el informe elaborado por esa Dirección, se detalla que la fase experimental tuvo “importantes contratiempos inesperados”, como “la restricción de un número sorprendente de terceros de Amazon que no despachan a Venezuela”.

En 2016, después de evaluar los resultados de la primera fase, el programa fue ajustado y relanzado en alianza entre la Biblioteca y la Fundación AlumnUSB, con la colaboración de la Asociación de Egresados USB y la Asociación de Amigos USB, el 19 de julio, Día del Egresado de la Universidad Simón Bolívar.

La alianza con AlumnUSB permitió resolver los contratiempos que habían surgido en la fase experimental, permitiendo “mayor seguridad en el envío de los libros y evitando los severos retrasos y/o posible pérdida de libros enviados por correo, la eliminación de contratiempos y su consecuente zozobra, los costos por couriers asociados a Amazon generados a la Biblioteca y a su personal por procesos de nacionalización no cubiertos por el donante, así como mayor oferta y mejores precios de libros, el descuento del impuesto estadounidense al programa por las donaciones hechas y la clasificación de la oferta de libros por áreas disciplinarias”.

En esta fase del relanzamiento -y hasta el 4 de diciembre 2017-, la Biblioteca recibió 102 ejemplares correspondientes a 96 títulos, de los cuales 82 ejemplares fueron incorporados a la Sede de Sartenejas y 14 a la Sede del Litoral. Las áreas correspondientes a los ejemplares recibidos son Computación (12), Biología (10), Ingeniería y TSU Eléctrica (9), Matemáticas (8), Gestión de la Hospitalidad, Turismo y Hotelería (7), Ingeniería de Mantenimiento y Seguridad Industrial (6), Electrónica (5),Ingeniería de Producción (5), Física (5), Ingeniería Mecánica (3), Ingeniería Química (3), Ingeniería de Materiales (2), Transporte (2), Química(2) , Ciencias Políticas (1), Arquitectura (1), Música(1), Diseño instruccional (1), TSU en Mantenimiento Aeronáutico(1), Filosofía (1). Doce de los títulos recibidos corresponden a la Colección Especial “Historia de las Ideas”, una importante colección creada y mantenida por el Profesor Gustavo Lau.

Específicamente el 4 de diciembre pasado la Biblioteca recibió un lote de 32 libros, el más grande recibido desde la creación del Programa, los cuales están en catalogación y estarán disponibles en el próximo mes de enero.

Sin divisas para adquirir libros

Según explica el profesor Teruel, el monto presupuestario otorgado a la Biblioteca para los años 2016 y 2017 “no alcanzó para cubrir el costo de un libro de 100 dólares (un monto más bien bajo para el costo de libros de textos actuales) comprado a un proveedor con representación en Venezuela, dada la falta de acceso a divisas por parte de la Biblioteca”.

Estas restricciones presupuestarias, destaca en un informe presentado en mayo 2017, “han eliminado la capacidad adquisitiva de la Biblioteca. Para 2010 la Biblioteca estaba suscrita a 957 títulos de publicaciones periódicas pagas y a 68 fuentes internacionales de información, y cumplía, aunque con dificultad, con el estándar latinoamericano para las bibliotecas académicas de la región que establece la adquisición anual de 0,5 volúmenes por estudiante de la cohorte nueva de ese año.

A partir de 2015 estas cifras descendieron dramáticamente a cero títulos de publicaciones periódicas pagas, el acceso, por donación del proveedor, a uno de los programas de EBSCO, y un presupuesto total para adquisición de libros que permitía la compra del equivalente a un texto de 100 dólares en 2015, a medio texto en 2016 y a menos de medio texto en el 2017”.

Con el presupuesto otorgado a la Biblioteca en 2017, la Biblioteca no ha podido comprar libros ni suscribirse a revistas. El material bibliohemerográfico nuevo al cual se tiene acceso es producto de donaciones de egresados, profesores, estudiantes, empresas amigas, embajadas y otros amigos de la USB.

Las donaciones seguirán siendo, por ahora, el único medio de adquisición de nuevos ejemplares por parte de la Biblioteca, y la meta es llegar a los 300 volúmenes de libros recibidos antes de diciembre de 2018, para lo cual está a disposición la dirección https://alumnusb.org/libros-de-punta/.

Cómo activarse y donar desde cualquier parte del mundo

En la fase de relanzamiento del Programa Libros de Punta para Una Biblioteca de Punta, ha sido crucial la participación de la organización AlumnUSB, por haberle dado un impulso relevante con el apoyo de los egresados que se encuentran fuera de Venezuela.

Gabriel Golczer-Gatti, presidente y cofundador de AlumnUSB, expone que ese Programa de la Biblioteca se ha convertido en uno de los más longevos de la corta, pero exitosa, trayectoria de AlumnUSB, al tiempo que invita a los interesados en donar al programa a usar alguna de las formas que tienen para hacerlo: escogiendo el libro de su preferencia colocado en el catálogo del programa que está publicado en la página de la organización, el cual es construido y categorizado por el personal de la Biblioteca; haciendo una donación puntual de un monto al programa, dejando a la Biblioteca la elección del libro a adquirir; o mediante la nueva modalidad de aportar de manera automática un monto mensual al programa. Este último permitiría el flujo constante de donaciones de libros, permitiendo la actualización y sumando nuevas áreas de conocimiento al acervo de la institución.

Golczer recuerda que para todos los que utilizan la Biblioteca en algún momento de la carrera, “ya sea haciendo ejercicios de cálculo en el ciclo básico con el famoso libro de Edwin Purcell o consultando ese libro especializado en el área del trabajo de grado, la Biblioteca es más que un edificio en la USB, es un símbolo que representa la misión de la universidad, la libre transferencia y desarrollo de conocimiento; por ello, los que nos graduamos de la USB o los que una vez consultaron información en ella, tenemos presente la gran importancia de tener una Biblioteca de punta”.

En un recuento del apoyo de AlumnUSB al Programa Libros de Punta, Golczer expone, en nombre de la organización, la satisfacción de poder colaborar habiendo recaudado, hasta ahora, en decenas de ciudades del mundo 4.341,34$ (US) para el programa desde su relanzamiento en junio de 2016. “Recalcamos que somos más de 16.000 graduados de la USB fuera de Venezuela. Si todos contribuyéramos en promedio 10$ (US) mensuales, podríamos aportar a la USB 2 millones de dólares anuales, lo que significa un gran alivio a la precaria situación presupuestaria a la que las Universidades autónomas son sometidas en la actualidad. Es por ello que sabemos que estos aportes son solo el comienzo”.

 

Share