Nutricionistas de comedores universitarios hicieron recomendaciones al MEU

Soraya Villarreal / Departamento de Información y Medios USB.-

El pasado 19 de junio se realizó en la USB la I Jornada de Trabajo de Nutricionistas de Comedores Estudiantiles Región Capital, organizada por el Departamento de Alimentación de la Dirección de Servicios, de donde surgieron tres recomendaciones dirigidas al Viceministerio para el Vivir Bien Estudiantil y la Comunidad del Conocimiento, a cargo de Hiroschima Vásquez.

Las recomendaciones técnicas se hicieron sobre tres aspectos: la situación del costo cubierto en los comedores universitarios, la situación de deterioro del equipamiento de la planta física y el convenio cárnico Mppeuct/Sedefanb.

Sobre el costo cubierto los especialistas recomendaron que su cálculo lo haga cada institución, considerando que cada una de ellas presenta diferente naturaleza, procesos y capital humano, y debe ser calculado integralmente, considerando tanto la Fórmula Dietética Institucional e insumos alimentarios, como los no alimentarios: mantenimiento, reparaciones mayores y menores, gastos administrativos y ganancia según la Ley de Precios Justos para las instituciones que tengas empresas concesionarias; y que, en caso de que continúe el lineamiento de un costo único, éste debe ser ajustado al monto del ticket de alimentación determinado por el Decreto Presidencial.

En cuanto al deterioro del equipamiento y planta física, los nutricionistas explicaron que es de vital importancia que el Mppeuct supla las deficiencias que sobre esta materia reportaron mediante un informe entregado el 13 de marzo de 2017, con el fin de disminuir los costos operativos y limitaciones que se presenten en la actualidad.

En lo que corresponde al convenio cárnico Mppeuct/Sedefanb, la recomendación es que permanezca, pero que se considere un costo alternativo de la bandeja cuando no se reciba la provisión de proteínas y la compra deba ser asumida por la propia universidad, para suplir los requerimientos calóricos de una dieta balanceada, ya que la sustitución de proteína animal por vegetal puede realizarse, como máximo, dos veces por semana.

El documento está firmado por los nutricionistas Ana María Díaz (UBV), Ysabel Salom (UCV), Lilian Zamora (UMC) y Mariana Briceño, Gabriela Parra, Luisa Solares y Ricardo Ramírez (USB).

Fotos: Cindy Anselmi

Share