Más de 8 millones de bolívares se requieren para recuperación de la montaña

Soraya Villarreal / Departamento de Información y Medios .-

Según el Club de Ciclismo USB, se realizó un movimiento importante de tierra para construir la pica.

Los daños causados en la montaña de la USB, producto de la construcción no autorizada de una pica o vía para bicicletas montañeras y que impactó un área de 700 metros de longitud y dos metros de ancho, requiere una inversión de más de 8 millones de bolívares para la recuperación del terreno.

De acuerdo con el informe Impacto de una pica para bicicletas montañeras en el bosque de la Reserva Ecológica de la USB y medidas para la restauración, se presume que dicha construcción implicó efectuar un movimiento de tierra en las laderas del paisaje de montañas bajas con una inclinación de 20 a 30°, y que requirió realizar cortes verticales en las laderas de hasta 30 o más centímetros para la conformación de un plano de 2 metros de ancho.

El informe, elaborado por Valois Gonzáles, profesor jubilado del Instituto de Zoología y Ecología Tropical de la Universidad Central de Venezuela, revela que en la construcción de la vía uno de los impactos observados fue el corte de “relativamente gruesas raíces laterales que se originaban de la raíz central de mayor profundidad y diámetro de los individuos arbóreos de Pinus caribaea subespecie hondurensis, y que fue eliminado con rastrillo y palas tanto el sustrato orgánico acumulado por las acículas del pino, la materia orgánica particulada ya descompuesta y la eliminación de entre 5 a 10 centímetros del sustrato mineral del suelo”.

Se hallaron árboles talados.

Otras evidencias reflejadas en el informe son: la eliminación de plántulas, juveniles y subadultos, de diferentes especies arbóreas que ya se habían establecido a lo largo de 1.400 metros cuadrados de la vía conformada para las bicicletas montañeras; el socavamiento y la eliminación del sustrato orgánico y parte del mineral del sustrato edáfico producto del corte de las raíces laterales de la base del tallo de los pinos, lo que trae como consecuencia una alta posibilidad de ataque de insectos, hongos o bacterias patógenas y su derribo por los vientos.

La cuantificación de los daños, reflejada en los materiales requeridos para la recuperación del terreno, se estima en Bs. 8.658.320, que incluyen la compra de 150 metros cúbicos de tierra negra abonada separada en 3.000 bolsas de fique, escardillas, palas, picos, sacos de abono triple 15, 20 kilos de cal agrícola, 10 viajes en camión 350 y 5 obreros trabajando durante quince días.

Fotos: Cindy Anselmi

Share