Las nuevas mesas de discusión que se conformarán para debatir sobre las universidades representan una apertura al diálogo y a la negociación que podrían conducir al fin del conflicto universitario, según informó Rafael Escalona, vicerrector académico de la USB y quien acudió en representación del rector Enrique Planchart a la reunión realizada con el Ministro de Educación Universitaria, Pedro Calzadilla, celebrada ayer lunes.

Escalona explicó los detalles de la reunión con Calzadilla solicitada por la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios, Averu, y que se prolongó por cuatro horas, donde se acordó la constitución de cuatro mesas de trabajo, dos de las cuales iniciarán el próximo jueves 11 de julio.

Una de las mesas será para discutir lo relacionado con el desarrollo estudiantil, donde participarán las federaciones de centros de estudiantes y direcciones de bienestar estudiantil y estará presidida por el viceministro de Políticas Estudiantiles, Jason Guzmán; otra mesa será para la discusión, análisis e instrumentación de la convención colectiva única, donde estarán representantes de Fapuv y algunos integrantes de Averu.

La tercera mesa de diálogo tratará lo concerniente a las normas de homologación y su contrastación con la convención colectiva única, será presidida por el ministro Calzadilla en el seno del CNU, órgano que, a juicio del ministro Calzadilla y del ministro para la Juventud, Héctor Rodríguez, debe asumir el rol de primer orden en la discusión de los temas académicos de pertinencia y de calidad de la educación universitaria a nivel nacional, refirió Rafael Escalona.

En la cuarta mesa se abordará el tema del presupuesto universitario para el año 2014, y serán evaluadas las insuficiencias que presentan las universidades públicas para este año 2013. En este sentido, informó el Rector encargado, se convocó una reunión de CNU para el próximo 30 de julio, y se espera que se invite a los rectores para establecer una agenda mutua.

A juicio de Escalona, están dadas las bases para una nueva etapa de negociación, se han abierto los canales de diálogo directo entre las universidades y el ministro Calzadilla, lo que supone un balance positivo. “El profesor no debe temer a la polémica ni a la diatriba, estamos formados para la polémica pero en un momento de confrontación de ideas deben salir acuerdos y consensos; solamente con el hecho de que haya un reconocimiento y diálogo sincero con el gobierno nacional es que vamos a llegar a acuerdos definitivos. El gobierno, que tiene las riendas de la economía y la responsabilidad de ejercer el poder político, no puede resolver los problemas de espaldas a las universidades. Tenemos que explorar y agotar todos los mecanismos de comunicación y de diálogo para lograr un entendimiento en este grave conflicto que nos afecta a todos”.

Con respecto al conflicto universitario, Escalona expone que no se sabe cuándo finalizará, sin embargo, “hay unos pasos positivos y esperemos que termine pronto. Debemos deponer algunas actitudes un tanto radicales de lado y lado, pues esa actitud, no ayuda”.