Estudiantes enfrentan situación precaria de comedores

Foto: @aeci_usb.

Soraya Villarreal / Departamento de Información y Medios USB.-

La crisis presupuestaria está afectando frontalmente la situación de los comedores de la USB, cuya precariedad se evidenció a finales de la primera semana de este trimestre enero-marzo con un menú de almuerzo que escasamente contempla sopa, y de cena, chayota sancochada.

La escasez en el menú se debe a que el costo de la bandeja sigue siendo de Bs. 2.500, toda vez que el Ministerio de Educación Universitaria es el organismo que surte las proteínas (carne y pollo) y cuyas reservas del último despacho ocurrido en diciembre, se agotaron durante los primeros días de esta semana.

A la fecha, el MEU no ha ofrecido información acerca de cuándo habrá despacho de proteicos para los comedores de ambas sedes; sin embargo, está pautada para el próximo lunes 15 de enero una reunión con los organismos que administran los comedores universitarios -Dirección de Servicios, en el caso de la USB, y de Desarrollo Estudiantil, en el caso de otras universidades- y a la que, por primera vez, también están convocados los representantes de los concesionarios que ofrecen el servicio.

Mientras ocurre la reunión, a realizarse en la sede de la Opsu, los estudiantes uesebistas deben consumir un menú reducido compuesto por verdura sancochada o una sopa.

En una acción por paliar la crisis de los comedores, a finales de 2017 el Vicerrectorado Administrativo aplicó un costo por bandeja de Bs. 4.100, gracias a la disponibilidad presupuestaria que se tenía en el momento para ese servicio, y mediante el cual se logró mejorar el menú desde el 30 de octubre hasta diciembre; agotados los recursos, se redujeron de nuevo tanto los componentes del menú como las cantidades, mientras se evalúan las opciones que permitan ofrecer un servicio más completo.

 

Share