Trabajos de Responsabilidad Social Universitaria fueron premiados en Congreso Nacional de Extensión

El griupo del DEX en el VIII Congreso Nacional de Extensión Universitaria.

Elsa Pilato / Departamento de Información y Medios USB.-

Dos ponencias de la Universidad Simón Bolívar obtuvieron el primer y segundo lugar en la modalidad poster, del VIII Congreso Nacional de Extensión Universitaria, realizado en octubre en Barquisimeto, estado Lara.

Con el primer lugar fue reconocido el trabajo Proyecto de RSU: Fortalecimiento escolar para la atención integral de niños y niñas de instituciones educativas aledañas a la USB, Municipio El Hatillo, Estado Miranda, 2015 – 2017, presentado por Gustavo Maíz, trabajador social jefe adscrito a la Coordinación de Formación Complementaria General del Decanato de Extensión (DEX).

Maíz destacó que al programa académico de Acción Social y Desarrollo Comunitario del DEX se incorporó en 2015 la Unidad Educativa Estadal Concentración 200, ubicada en la zona rural de San Andrés (municipio El Hatillo) para beneficiar a 80 niños, de 6 a 12 años de edad, estudiantes de primaria. “Este programa académico de extensión incorpora a los miembros de la comunidad universitaria y busca el fortalecimiento del quehacer universitario, a través de una acción dialógica (comunidad – universidad), de manera integral e integradora, por medio del diseño, ejecución y evaluación de proyectos dirigidos a ofrecer respuestas a necesidades sentidas de una comunidad, con el fin de contribuir al desarrollo humano y la calidad de vida de los ciudadanos”.

Gustavo Maíz, trabajador social jefe adscrito a la Coordinación de Formación Complementaria General.

En la escuela se desarrollaron cuatro proyectos de rehabilitación de espacios, se hicieron 14 visitas durante 2016 y en 2017 se realizaron actividades recreativas y formativas a través del campamento educa-divierte, todo ello con la participación de profesores, estudiantes y empleados administrativos de la USB y financiamiento de la Fundación Mercantil.

El impacto social de estas actividades se reflejó en la disminución del ausentismo escolar, mayor participación de padres y representantes, incremento de índice promedio de notas, reducción de la deserción escolar y disminución de la repitencia.

Hacia una universidad socialmente responsable

La ponencia reconocida con el segundo lugar en el Congreso Nacional de Extensión que reunió a universidades de todo el país, fue La gestión extensionista desde la orientación institucional: Hacia una universidad socialmente responsable, de la profesora María Magnolia Claudeville, coordinadora de Extensión de la Sede del Litoral de la USB.

De acuerdo con la propuesta, la responsabilidad estratégica de la Universidad en su función extensionista, “debe superar la política entendida como ‘proyección social’ para asumir un modelo de Responsabilidad Social que atienda la formación de profesionales integrales a través de programas y proyectos extensionistas que impacten positivamente en el desarrollo humano sostenible de las comunidades ‘beneficiadas’”.

El trabajo, explicó Claudeville, surgió de la encuesta realizada a un grupo de estudiantes, profesores y empleados de la Sede del Litoral en 2013, que arrojó resultados poco alentadores en cuanto al conocimiento instrumental de la responsabilidad social universitaria.

María Magnolia Claudeville, coordinadora de Extensión de la Sede del Litoral de la USB.

El diagnóstico impulsó la reflexión sobre cómo incorporar acciones socialmente responsables en la Universidad junto con el conocimiento básico conceptual y procedimental para desarrollar proyectos dentro de cada área de acción de los actores universitarios. “El eje número 6 del plan de gestión de las actuales autoridades establece que debemos ir Hacia una Universidad socialmente responsable. Del enunciado debemos pasar a analizar cómo cumplimos y cómo materializamos ese eje”.

Claudeville resaltó que se han realizado revisiones curriculares con el resultado de la actualización de la materia electiva profesional Responsabilidad Social Empresarial, y la creación del curso general Responsabilidad Social Universitaria, ambos ofertados en la Sede del Litoral. Además, el Consejo Asesor de la Coordinación de Educación Permanente del DEX ha comenzado a considerar elementos de responsabilidad social en la evaluación de los proyectos presentados por los profesores.

Para Claudeville, la responsabilidad social debe permear a todas las actividades universitarias, comenzando por los proyectos de servicio comunitario y Banco de proyectos de Extensión. “Las propuestas deben estar encaminadas al desarrollo humano sostenible, que es el fin último de la responsabilidad social, a emprender acciones que respeten la integridad y dignidad de la persona, enalteciendo su razón de ser humana, que generen desarrollo económico y respeten los recursos naturales haciendo uso de ellos sin comprometer a las futuras generaciones. Estos son los tres ejes que sostienen la responsabilidad social: humano, económico y ecológico, y todas las propuestas, sobre la base del contenido técnico, científico e intelectual, deberían contener elementos de desarrollo humano, bienestar económico y sostenibilidad ambiental”.

La coordinadora de Extensión del Litoral expresó que la USB tiene un equipo de trabajo activo que atiende temas sociales, desde el DEX, las organizaciones estudiantiles y las Asociaciones de Egresados y Amigos. “Es una fortaleza de nuestra institución que debemos continuar consolidando con autocrítica y reflexión”.

Óscar González, decano de Extensión de la USB.

Nuevo paradigma de la extensión universitaria

El VIII Congreso Nacional de Extensión Universitaria se realizó en Barquisimeto en conjunto con el IV Congreso Nacional de Cultura Universitaria. Además, se realizó la reunión del Núcleo de Decanos de Extensión del cual el decano uesebista es secretario principal.

González tuvo a su cargo una de las conferencias centrales del congreso, titulada La naturaleza multidimensional, multidireccional y académica de la extensión universitaria.

En el documento, González plantea que actualmente la extensión es considerada “parte de la misión académica institucional vanguardista, integral e integradora, en armonía constructiva con las diferentes modalidades de docencia, investigación, desarrollo tecnológico e innovación universitarios”.

Es un nuevo paradigma en el que destacan “las múltiples dimensiones y campos de acción sobre los cuales impacta notablemente; la organización estructurada que contempla la existencia de Vicerrectorados, Direcciones, Decanatos y Coordinaciones de extensión que tienen asignados diversos programas de extensión universitaria con respaldo institucional formal; la multidireccionalidad, según la cual cada uno de esos programas es concebido con propósitos específicos para favorecer la vinculación dialógica y en múltiples direcciones entre la universidad y diferentes actores de la sociedad; y la búsqueda permanente de la valoración académica de los productos y las actividades de extensión que realizan los integrantes de la comunidad universitaria,  donde destaca la tendencia hacia la inserción de contenidos típicamente extensionistas en los diseños curriculares de los programas regulares de pregrado y de postgrado, dirigidos hacia la formación complementaria de los estudiantes en aspectos relacionados principalmente con la sensibilización social, la transmisión de valores y el desarrollo de actitudes, competencias y destrezas personales”.

Share