Debemos mantener la universidad abierta dando clases de civismo y democracia

Isamar Castillo en el Conversatorio Violencia, lucha y represión

Stella Torcat / Departamento de Información y Medios USB.-

La presidente de la organización estudiantil Centro de Estudios Políticos de la USB (CEP-USB), Isamar Castillo, comentó que desde el comienzo de las actuales manifestaciones en Venezuela, el 29 de marzo, en contra de las sentencias 155 y 156 de la Sala Constitucional del TSJ, varios estudiantes uesebistas se han preguntado si deben o no tener clases. “Algunos se cuestionan si pueden volver a la normalidad, y la duda es razonable, sin embargo, creo que Venezuela hace ya mucho tiempo dejó de ser un país normal. Debemos mantenernos en las aulas siempre y cuando sea posible, pues en las aulas se prepara la Venezuela del futuro”.

La reflexión la realizó la uesebista en el conversatorio Violencia, lucha y represión, realizado el martes 16 de mayo en la USB, una iniciativa del Instituto de Altos Estudios de América Latina (Iaeal), el Centro de Investigaciones Críticas y Socioculturales del Iaeal, y el Centro de Estudios Políticos y miembros de la plataforma de comunicación política Frontal 27.

Para la estudiante, continuar en los salones de clases no significa ser indiferentes a lo que está ocurriendo en el país, “no pretendo que veamos clases de química, de matemática, de física, sino mantener la universidad abierta dando clases de civismo, de democracia, porque la universidad es eso, es academia, y no hay nada que le duela más y a quien le tema más  este gobierno que a los estudiantes y a los profesionales”.

Castillo destacó que cada ciudadano tiene su manera de luchar y de generar un cambio y “no se trata únicamente de volver a la normalidad”, sino de construir un país libre y de oportunidades donde se pueda progresar. “Queremos una Venezuela en la que no tengamos miedo y podamos comprar y decir lo que queramos sin ser juzgados por ello. Nuestro compromiso como estudiantes es seguir aquí, trabajando por un cambio y podemos comenzar ahora mismo desde este tipo de espacios”, aseguró.

La actividad sirvió de escenario para debatir sobre la represión en protestas, violación de Derechos Humanos e implicaciones de la constituyente, con la asistencia de profesores, estudiantes e invitados de diferentes tendencias políticas, convirtiéndose en un lugar de diálogo, encuentro de ideas y respeto.

Fotos: Cindy Anselmi

Share