Recuperación del complejo de piscinas apunta a la sustentabilidad ambiental y económica

Servideo Morales, coordinador del proyecto por la Aeusb, expuso los detalles de los trabajos planificados.

Elsa Pilato / Departamento de Información y Medios USB.-

El proyecto de recuperación del complejo de piscinas que están desarrollando en conjunto la USB y la Asociación de Egresados (Aeusb) está concebido para lograr que la instalación sea sustentable desde el punto de vista ambiental, económico y social, objetivo que solo podrá alcanzarse con la participación de toda la comunidad universitaria en el desarrollo del plan.

Servideo Morales, egresado como ingeniero mecánico en 1979 y coordinador del proyecto por la Aeusb, explicó que el plan de recuperación consta de cuatro etapas: la primera es la limpieza y saneamiento de las instalaciones; la segunda es el levantamiento de información y diagnóstico de los componentes del sistema; la tercera fase consiste en un proyecto de reingeniería; y la cuarta en la ejecución y consolidación de las obras y tareas.

La primera etapa comenzó la semana pasada con la remoción de materiales y escombros que están depositados en la sala de máquinas. “Con la supervisión de Carlos León, director de Planta Física, y Jesús Suárez, director de Deportes, comenzamos el saneamiento; debemos desalojar objetos, escombros y materiales y eliminar hongos y humedad para que la siguiente etapa se haga en un ambiente limpio y sano. Es un gran paso que nos permitirá pasar a la fase de levantamiento de la información, hacer junto con profesores y estudiantes la evaluación de las vibraciones, acoples, consumo de motores, entre otros, y comenzar a buscar los proyectos externos y tesis que puedan hacer los estudiantes de la Universidad”, explicó Morales en una exposición pública del proyecto.

La bibliografía que existe en la propia USB sobre la piscina, producto de estudios, trabajos de grado y pasantías, se ha aprovechado en esta etapa previa y también servirá para las posteriores; además, en opinión de Morales, hay muchas áreas que podrían desarrollar los propios estudiantes en sus trabajos de investigación. “Se podría trabajar en una tesis cómo hacer tratamiento químico por ozono, o lograr la generación de cloro en la propia piscina, son solo algunas de las ideas”.

Los trabajos de saneamiento comenzaron hace una semana con la remoción de sacos de arena que estaban depositados en el área de máquinas.

Mantenerse con recursos propios

La base del proyecto es la sustentabilidad ambiental, social y económica. “Debemos lograr que la piscina funcione bajo los esquemas mundiales de protección al ambiente, que se garantice que no se afectará la salud de los usuarios y que sea económicamente rentable, que se pueda mantener con recursos que no salgan del presupuesto universitario”.

Según el análisis económico, el costo de mantenimiento, sin la depreciación, sería de 2,4 millones de bolívares al mes. “Para mantenerla en óptimas condiciones se necesita una inversión mensual en químicos, control de PH, ácido, fluoración, análisis bacteriológicos, consumo de electricidad, además de un técnico operador que controle el funcionamiento”.

Las tesis que se desarrollen pueden contribuir a lograr que los costos de mantenimiento sean más bajos y con una instalación óptima se puede desarrollar un plan de mercadeo que reporte beneficios. “Debemos evitar que el complejo de la USB llegue a un estado de total abandono como lo están otras instalaciones similares del sector público en el país, por ejemplo la del Parque Naciones Unidas de Caracas o el Complejo Rafael Vidal de Maracaibo. Los atletas de élite que están en el país entrenan en clubes privados, es triste haber llegado a eso”.

Gran complejidad

El complejo de piscinas de la USB si se hiciera hoy costaría un millón de dólares, solo para construir la infraestructura de tratamiento de agua, tuberías, filtros, motores, tableros, desarrollo de tratamiento químico, destacó Morales. “Está compuesta por un gran cuerpo de agua, dividido en la piscina olímpica (3.000 metros cúbicos de agua) y la fosa de saltos (3.125 metros cúbicos de agua). Para que funcione se debe contar con bombas adecuadas a los estándares internacionales que circulen el agua 3 veces y media en cada piscina, lo cual implica tener las dos bombas con las que cuenta encendidas las 24 horas para atender la piscina y la fosa”.

En los análisis preliminares se encontraron problemas como desgaste y corrosión en tuberías, desalineación de componentes, falta de algunas piezas (tuercas, espárragos) e instrumentación, conexiones no debidamente aisladas, incumplimiento de algunas normas técnicas, entre otros. “Necesitamos que todo el sistema funcione en óptimas condiciones; para eso surgió este proyecto y es la razón por la que la compra de unas bombas nuevas se difirió hasta que se consolide toda la infraestructura. En las condiciones actuales, si se coloca una bomba nueva, no sabríamos cuánto tiempo va a funcionar, debemos primero acondicionar todo el sistema”.

Programa Volver a la Simón

Giacomina Solazzo, directora ejecutiva de la Asociación de Egresados de la USB, informó que el proyecto de recuperación del complejo de piscinas forma parte, junto con el del egresado docente, del programa Volver a la Simón que persigue reconectar a los egresados de ambas sedes con su casa de estudios. “Esta reconexión no es solamente en términos del aporte económico que puedan dar a la USB, también lo es en conocimiento, alianzas, proyectos en conjunto que propicien la excelencia”.

Explicó que se trata de un plan de recuperación, autogestión, promoción y mercadeo del complejo de piscinas que surgió a finales del año pasado. “En septiembre de 2016, la Aeusb recibió de parte de la USB el informe de las necesidades del complejo de piscinas, entre ellas la de adquisición de bombas nuevas; en noviembre se realizó la actividad Un café por la USB, para buscar reconectar a los egresados e interesarlos en este proyecto; en diciembre del año pasado y en enero de 2017 en colaboración con Servideo Morales se hicieron inspecciones para detectar la situación real del complejo; y en febrero se presentó el proyecto a las Autoridades de este plan integral que permitirá la autogestión y el beneficio a los miembros de la comunidad uesebista y externa”.

Fotos: Cindy Anselmi

Share