Consejo Directivo rechaza detención arbitraria del profesor Santiago Guevara

El Consejo Directivo de la Universidad Simón Bolívar expresó, mediante un comunicado, su rechazo “a la detención arbitraria de Santiago Guevara García, Profesor Titular, miembro del personal docente y de investigación de la Universidad de Carabobo”.

El profesor Santiago Guevara “fue detenido por cuerpos de seguridad del Estado bajo la acusación falsa y desproporcionada de los delitos de ‘traición a la patria’ e ‘incitación a la rebelión’”, señala el comunicado que fue acordado en la sesión del 8 de marzo pasado.

Para la USB, el traslado de Guevara ante un Tribunal de Control de la Corte Marcial y trasladado a la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) en Caracas, “constituye una violación no solo de su derecho a disentir y a expresar libremente sus ideas, pensamientos y opiniones, sino también de su derecho a ser juzgado por su ‘juez natural’, en este caso, una jurisdicción civil. Adicionalmente, el profesor Santiago Guevara padece diversas dolencias que podrían agravarse en su cautiverio y hasta el momento no ha sido posible entregarle los medicamentos necesarios para su tratamiento”.

Para el Consejo Directivo, la situación de Guevara es “un acto inaceptable de violencia contra la libertad de pensamiento, contra la búsqueda de la verdad, contra la rigurosidad y excelencia de la labor investigativa y docente, contra la producción de conocimiento, todos ellos principios fundamentales del quehacer universitario, que están consagrados tanto en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela como en la Ley de Universidades. De modo tal que amedrentar, amenazar o encarcelar a un Académico por hacer de conocimiento público el resultado de sus investigaciones, de sus análisis y reflexiones, es un acto propio de regímenes autoritarios e intolerantes en los que está prohibido el disentimiento, la discrepancia de opinión y las diferencias en términos de visión de mundo y perspectiva”.

La Universidad Simón Bolívar, expone el CD, rechaza “categóricamente esta violación”, y además “tiene el deber de alertar al país y a la comunidad internacional sobre los efectos nocivos para la actividad académica que hechos como este pretenden ocasionar, a la par que afirma una vez más su irrefutable compromiso con la inteligencia, la formación ética y ciudadana, el conocimiento, la investigación y el pensamiento libre”.

Share