USB se quedará sin direcciones de Internet si no se cancela deuda antes del 6 de marzo

La Universidad Simón Bolívar fue notificada por la organización Lacnic (Registro de Direcciones de Internet para América Latina y Caribe) que por el incumplimiento en el pago de las cuotas de membresía por recursos IP, a partir del 6 de marzo le será revocado su derecho de uso de estos recursos, se darán de baja los recursos de su base de datos, de la delegación DNS reversa referente a los bloques IP y de su derecho de membresía.

La revocación implicaría que la USB no tendría identidad en Internet y le sería imposible la conexión.

La notificación fue enviada el lunes 13 de febrero, y está publicada en http://www.secretaria.usb.ve/node/140, donde la Secretaría de la USB explica que desde finales del año pasado Lacnic, organismo que registra las direcciones de Internet para América Latina y el Caribe y es responsable de la asignación y administración de las direcciones IP (tanto la versión 4 como la versión 6) y todos los recursos relacionados (Números Autónomos y Resolución Inversa) para la región de América Latina y el Caribe, “solicita el pago de la deuda que tiene Venezuela por recursos asignados a universidades venezolanas. El trámite del pago como ocurrió en años anteriores lo realiza el ministerio con competencia en la materia”.

El secretario Cristián Puig informó que la deuda de la USB asciende a 600 dólares, y que la Universidad está en conocimiento de las gestiones que se encuentra realizando el Centro Nacional de Tecnologías de la Información (Cnti) para que a través del Ministerio de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología se pueda pagar a Lacnic la deuda de la USB y de otras 11 universidades del país. Además, la USB está en contacto con Lacnic, “haciendo las gestiones necesarias que permitan mantener los recursos asignados por esta organización”.

Lacnic emitió recientemente un comunicado público explicando que dio inicio al proceso de revocación a 12 universidades venezolanas, debido a que el año pasado no recibió la cancelación de las cuotas de membresía por los recursos IP.

Explica que reconoce “lo delicado de esta situación”, pero también destaca que “de las 65 entidades venezolanas asociadas a Lacnic, ninguna otra presenta adeudo, por lo que no se trata de una situación generalizada de todo el país”.

Share