Oficina del Oidor Académico identificó desconocimiento estudiantil de procesos y reglamentos

IMG_3611 [320x200]El informe, elaborado por la Oidora Académica, Lourdes Sifontes, explica que la desinformación no surge por ausencia de datos, sino de la cantidad recibida y del momento en el que es proporcionada al estudiante

Elsa Pilato / Departamento de Información y Medios USB.-

En su más reciente informe de actividades, la Oficina del Oidor Académico, OOA, indicó que, aunque la Universidad tiene mecanismos y programas para informar a los estudiantes, se observa “un desconocimiento de procesos y reglamentos que representa consecuencias que pueden afectar su permanencia en la institución”.

Señala el informe, elaborado por la Oidora Académica, Lourdes Sifontes, y presentado por el Rector al Consejo Directivo del pasado 29 de enero, que la desinformación no surge por ausencia de datos, sino de la cantidad recibida y del momento en el que es proporcionada al estudiante. “Quizás es necesario considerar los momentos idóneos para introducir al estudiante al conocimiento de la institución en distintas fases y hacerlo tomar conciencia de las posibilidades materiales y virtuales que se le ofrecen para que crezca como sujeto activo y responsable de su autoconciencia uesebista”.

Entre las conclusiones del informe, se señala el temor, por posibilidad de retaliaciones, que sienten los estudiantes a hacer observaciones o reclamos sobre profesores; así como también que hay reclamos acerca de posibles contradicciones entre los reglamentos de la Universidad y las leyes relacionadas con derechos laborales.

Ante los inconvenientes que se presentan entre profesores y estudiantes, tales como cambios no previstos en la evaluación de los cursos, inasistencia a clases por parte de profesores, incumplimiento de la información de 50% de la calificación antes de la octava semana, y negativas a la revisión de evaluaciones, los estudiantes suelen desconocer qué hacer, cómo actuar y a quién recurrir. “Suelen tener ideas preconcebidas (justificadas o no) sobre posibles conflictos de intereses en las situaciones en las que deben dirigirse a un profesor (sea coordinador, jefe de departamento o jefe de sección) para hacer observaciones acerca de otro”.

oidor

La OOA recomienda “profundizar la preparación del personal administrativo que labora en las dependencias que atienden asuntos de la comunidad académica, así como estimular al personal académico a conocer mejor el marco reglamentario de la Universidad. Los casos que se presentan por situaciones equívocas o informaciones que no están realmente basadas en la reglamentación vigente y son proporcionadas por miembros de la institución misma, pueden y deben evitarse”.

117 casos atendidos

La OOA, un órgano autónomo creado por el Consejo Directivo en 2007 para mediar y conciliar en problemas que presente la comunidad académica, atendió entre abril de 2012 y abril de 2013 –período al que corresponde el informe de actividades- 117 casos: 102 de estudiantes (87,17%) y 15 de profesores (12,8%).

Las categorías de los asuntos atendidos, se relacionan con desconocimiento de procedimientos (20 casos), incumplimiento de reglamentos (21 casos), percepción del compromiso institucional (25 casos), convivencia interpersonal (24 casos) y convivencia institucional (27 casos). La OOA deja sentado que los casos que atienden son de naturaleza compleja, difíciles de tipificar, y que las categorías “no son lineales y únicamente se exponen para dar a conocer la naturaleza básica de los problemas que llegan a nosotros”.

De los 117 casos atendidos, 71 (60,68%) quedaron resueltos (se soluciona la problemática que lo originó); 25,64% fue cerrado o redirigido (decisiones finales escapan a las competencias de la OOA); y 16 (13,67%) están en proceso (a la espera de acciones y respuestas por parte de otras personas o unidades, o de estudio de nuevas alternativas por parte de la OOA).

 

Share