Realizan primeras evaluaciones de los daños en el bosque

img_6813-640x480

Hay sitios donde se removieron entre 30 y 50 centímetros de profundidad del terreno.

Soraya Villarreal / Departamento de Información y Medios USB.-

Recientemente se realizó una visita al bosque para evaluar los daños producidos por la construcción de una pica o pista de bicicleta montaña, abierta en un área de 600 metros de longitud y un ancho que varía desde uno hasta tres metros.

De acuerdo con el informe ofrecido por el Club de Ciclismo USB, la pica fue realizada a escondidas y sin la autorización de ningún ente de la Universidad, violando así las normativas vigentes y generando un impacto ambiental de la zona que debe ser evaluado.

Edgar Yerena, coordinador del programa Guardabosque USB, Juan Pérez Vivas y otros miembros de Guardabosques recorrieron el área desde el comienzo del nuevo camino acompañados por Valois González, ecólogo vegetal de la UCV, profesor jubilado y consultor del Instituto de Estudios Ambientales de la USB, con la finalidad de apreciar y calcular los daños ocasionados al ecosistema.

En el recorrido se evidenció el rompimiento de la capa vegetal que ha surgido por debajo de la alfombra de acículas de los pinos, y que se extiende por más de 600 metros de largo, con una proyección de hasta un kilómetro, de acuerdo con las demarcaciones hechas en el terreno con las que programaban la continuación del rompimiento.

Según las primeras apreciaciones de González, la construcción del camino afectó las plántulas pequeñas, sufrieron daños varios pinos de entre 30 y 40 años de edad, cuyas raíces mutiladas aun supuraban resina, mientras otras fueron segadas a profundidad, sentenciando a muerte a los troncos. Además, explicó el profesor, hay sitios donde se removieron entre 30 y 50 centímetros de profundidad del terreno.

Estos nuevos caminos suponen un riesgo de erosión del terreno así como de conformación de cárcavas que podrían producir largos surcos en los bordes.

El informe detallado será dado a conocer próximamente, mientras, González recomendó, para empezar, echar suelo enriquecido a lo largo de la pica y a cierta profundidad, lo que facilitará el establecimiento de especies propias de la zona.

Fotos: Cindy Anselmi

Share