El Núcleo de Consejos de Desarrollo Científico, Humanístico y Tecnológico (Cdcht) y Equivalentes, expresó su posición frente al deterioro de la investigación científica en las universidades venezolanas como consecuencia de la reducción e imposición presupuestaria.

En un comunicado publicado el 10 de octubre pasado, el Núcleo manifestó que la Autonomía universitaria, condición fundamental de la existencia de las universidades, “se transgrede cuando se inflige una reducción e imposición de la forma de conducir el presupuesto anual destinado al funcionamiento académico, afectando las actividades de investigación”.

Los Consejos y Equivalentes señalaron “la necesidad de lograr una Venezuela competitiva con universidades de calidad, capaces de construir la sociedad de la información y del conocimiento que necesita el país, donde se garantice un presupuesto justo y la participación equitativa en programas de financiamiento”.

El texto deja sentado el rechazo a “acciones discriminatorias contra cualquier universidad por el solo hecho de ser de gestión pública o privada o de reciente creación”, así como la condena a “las acciones que vulneran la paz y la convivencia universitaria, al generar conflictos producto de las luchas internas por los escasos recursos asignados a la investigación y al desarrollo de las universidades nacionales”.

En el comunicado se solicita que se “restituya considerar al Núcleo de Cdcht y Equivalentes, como instancia asesora del Estado para la generación de planes de desarrollo nacional y regional que atiendan las áreas prioritarias con el apoyo de las instituciones de educación universitaria. Acción que fortalecerá la equidad y la inclusión en los programas de financiamiento y dotación”.

Asimismo, invita a las autoridades del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria y Ministerio del Poder Popular para la Ciencia, la Tecnología e Innovación para que asistan a las reuniones del Núcleo, “las cuales son espacios de diálogo entre las autoridades que gestionan investigación universitaria y el gobierno”.

El comunicado finaliza declarando que una “universidad libre, abierta y diversa es necesaria para fomentar el crecimiento intelectual y la creatividad del venezolano. Sólo en democracia, ciudadanos bien informados podrán generar bienes y servicios que favorezcan a toda la sociedad”.