Del total de cupos asignados a la USB por el mecanismo CNU – Opsu 2012, 96,9 por ciento fueron ocupados, lo cual representa una mejoría en el proceso de captación de bachilleres con respecto a años anteriores.

De acuerdo con el Informe del proceso de inscripción de los bachilleres asignados a la USB por el proceso CNU – Opsu 2012, elaborado por la Secretaría y la Dirección de Admisión y Control de Estudios (Dace), el 96,9 por ciento de uso de los cupos representa un incremento de 5 puntos con respecto al proceso 2011 cuando se reportó un 91,9 por ciento.

Señala el informe que al comparar los resultados del proceso de inscripción de los bachilleres provenientes del mecanismo Opsu 2012 con respecto a los procesos anteriores, se aprecia que hubo una mejor captación de los bachilleres en 2012, ya que, en 2008 quedaron disponibles el 62,5 por ciento de los cupos; en el año 2009 el 45,8 por ciento de los cupos; en 2010 el 15,9 por ciento; en 2011 el 8,1 por ciento y en 2012 el 3,08 por ciento.

El informe, que conoció el Consejo Directivo en sesión del pasado 13 de marzo, describe con detalle las actividades realizadas por la USB para convocar y contactar a los bachilleres asignados y a los de lista de cola para lograr que la mayor parte de los cupos asignados fueran utilizados.

En el proceso de ingreso 2012, la Universidad Simón Bolívar otorgó 617 cupos a la Opsu, número que corresponde al 30 por ciento de los cupos de nuevo ingreso en cada uno de los programas de pregrado de la USB y un 13,4 por ciento adicional a los otorgados en el año 2011.

De los 617 bachilleres incluidos en la lista de asignados, 112 (18,2 por ciento) ya habían sido admitidos luego de haber participado en el proceso de admisión interno 2012. De este número, 57 fueron asignados a la misma carrera en la cual se encontraban admitidos y los 55 que fueron asignados a una carrera diferente se cambiaron a la opción de carrera asignada por la Opsu.

Asimismo, 15 aspirantes asignados habían sido invitados a participar en el Ciclo de Iniciación Universitaria (CIU) y optaron por inscribirse en la carrera asignada por la Opsu. “Los cupos asignados a los bachilleres que ya se habían inscrito por mecanismo interno, y que no anularon su inscripción para acogerse a la opción de carrera a la cual fueron asignados por el mecanismo CNU-Opsu, fueron identificados como vacantes y se realizaron todas las gestiones para que pudieran ser ocupados por bachilleres incluidos en la lista de cola”.

En cuanto a la distribución de cupos por carrera, el informe destaca que en la Sede de Sartenejas las carreras que registraron mayor porcentaje de cupos no utilizados fueron: Ingeniería de Telecomunicaciones (18,18 por ciento), TSU en Tecnología Electrónica (14,29 por ciento) e Ingeniería Mecánica (11,76 por ciento).

En la Sede del Litoral, las carreras con mayor abstención fueron: TSU en Administración Aduanera (16,13 por ciento), TSU en Tecnología Electrónica (14,29 por ciento) y TSU en Administración Hotelera (7,69 por ciento).

Sobre la distribución según dependencia del plantel de los bachilleres inscritos en la USB a través de la asignación Opsu 2012, el informe dice que en la Sede de Sartenejas el 77,1 por ciento de los inscritos proviene de planteles privados, y en la Sede del Litoral ese porcentaje se ubica en 55,2 por ciento.

El informe de la Secretaría y Dace destaca asimismo la inclusión en la lista de asignados de 21 bachilleres del Programa de Ayuda Académica Sucre, cuyos índices académicos se encuentran por debajo de los primeros índices académicos reportados en aspirantes incluidos en las listas de cola de cada carrera.

La USB, informó el secretario Cristián Puig, solicitó por escrito la aclaratoria de esta situación y únicamente recibió una respuesta verbal por parte de la Opsu justificando la inclusión como parte del Programa de Ayuda Académica Sucre.